MI FORMA DE TRABAJAR

 

Generamos sesiones cortas,  en las que el Coachee se convierte en el protagonista. En ellas buscamos localizar posibles errores de ejecución  que está cometiendo ya sea de forma consciente o insconscientemente. Facilitamos el autodescubrimiento, porque cuanto mejor se conoce uno a sí mismo, mejores decisiones podrá tomar. Sacamos lo más grande, pidiendo al Deportista que piense y actúe a lo grande, que suba el listón y sus estándares. Ampliamos sus esfuerzos, actuando como catalizador y acelerador.
Ponemos rumbo a lo más importante dependiendo del momento en el que nos encontremos. Exploramos nuevos territorios. El coach amplía la forma de pensar del Atleta creando nuevos conceptos, principios y distinciones durante la sesión, e invita al Deportista a probar nuevas formas de hacer las cosas, incluso identificar nuevas metas o resultados. Diseñamos un entorno favorable. El éxito, por no mencionar la evolución personal, se alcanza y sostiene cuando existen entornos favorables a ello.
A través del proceso, el Coachee empieza a tener consciencia de otra realidad, una realidad llena de posibilidades. De esta forma el Deportista asume las riendas de su vida alcanzando su plenitud, transformando ese estado en resultados.
Todo ello se consigue a través del Plan de Acción que el Coach elabore atendiendo a las características específicas de cada Deportista. Este Plan de Acción conlleva es un continuo feedback entre ambas partes, el cual se llevará a cabo vía on-line.
Me gustaría dejar claro de nuevo que el Coaching no solo es para el Deportista, también se puede trabajar con Entrenadores, Directivos… cuantas más partes involucradas de un proyecto descubran por si mismas el camino correcto a seguir de forma unida, más probabilidades tendrán de alcanzar sus metas.

CV Sin título

volver

Mis libros

De venta aquí


De venta aquí

Medios

Aquí estoy